¿Estrenas casa?

Si la estrenas, tienes tu ceremonia perfecta en Simboliza para celebrarlo y, desde el Feng Shui, algunos consejos para que esa vivienda que te recibe (y a la que recibes) lo haga con los brazos abiertos. El Feng Shui, por cierto, es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoista basado en la ocupación consciente del espacio.

Un primer consejo es éste: es recomendable un espacio abierto en la entrada de la casa. Espacio abierto se refiere al frente del domicilio, donde se encuentra la calle; alude a una buena vista, un patio delantero, un parque o una plaza. También insiste el Feng Shui en viviendas sin antenas, grúas o postes de alta tensión cercanos; no es malo que haya árboles que den sombra a la casa pero sí poco recomendable que no estén muy pegados a ella, que no bloqueen el camino hacia la puerta de entrada o que no tengan ramas digamos ‘amenazantes’. Un árbol que bloquee la puerta de entrada bloquea también las empresas que se emprendan en ella, dice el Feng Shui.

vivienda feng shui exterior

La puerta de entrada debe estar bien cuidada, limpia y abrillantada. Es el recibimiento a todo el que entra al domicilio. Una antigua leyenda asegura que la fortuna pasa de largo ante (por ejemplo) un limpia-pies descuidado…

En cuanto a la disposición de las habitaciones, la parte delantera es Yang, la más cercana al ruido; el Feng Shui ubica ahí el living, el comedor, la sala de estar o la cocina. La parte trasera de la vivienda es Yin y corresponde a los dormitorios (por cierto, nada de televisores en ellos ni equipos de sonido y ordenadores encendidos).

feng shui en cocina

Y muy importante: limpieza, orden, buen olor y armarios en óptimas condiciones. Es el modo en el que la energía vital o Qi fluya libre y a sus anchas.

Feliz nuevo hogar.

#vivienda #hogar #casa #decoración #fengshui

3.- Enero/Jano: el mes ‘dios’ de las puertas y comienzos

Enero es el mes del dios Jano. La denominación parte de la tradición romana. Janus (en latín) se representaba con dos caras mirando de perfil para ambos lados (capacidad para visualizar el futuro y no olvidar el pasado); era el dios de las puertas, los comienzos y los finales.

El Imperio invocaba a Jano también al inicio de cada guerra; de hecho, mientras la contienda continuaba, las puertas de su templo permanecían abiertas de par en par. Los cultos de Roma le atribuían buenos finales.

En Simboliza (www.simboliza.org) los inicios se celebran en la ceremonia ‘Nueva Casa / Negocio’: una vivienda a estrenar, un camino laboral que se abre. Enero, según el culto y la herencia de Roma, es un mes propicio para cualquier arranque vital.

enerocomienzo

Es muy interesante y revelador el acuerdo de amistad entre Jano y Saturno que relata la tradición romana para los días festivos navideños y estos primeros de enero. Jano era un humano, divinizado al morir, cuyos orígenes no están en Grecia sino en la tradición del pueblo romano primitivo antes de convertirse en imperio. Jano acogió a Saturno cuando éste fue destronado por su hijo Zeus; honrando y agradeciendo su hospitalidad, Saturno le concedió a Jano el don de conocer el pasado y el futuro (de ahí su representación escultórica con dos rostros de perfil).

jano d

Saturno, según el culto de Roma, está ligado a las Saturnales: las fiestas que hoy conocemos como Navidad, Nochevieja y Año Nuevo; el resto del año, Saturno era un dios ‘adormecido’. Lo más llamativo del vínculo Jano/Saturno es la creación entre ambos de la ‘Edad de Oro’: un tiempo donde ningún hombre estaba al servicio del otro (sin esclavitud, tan implantada en Roma), donde la propiedad privada se anulaba y la herencia era universal: la herencia de cada ser humano como ‘hijo de la Tierra’.

Precisamente, esta luminosa visión es la que celebraban las Saturnales en esencia: que otro mundo es posible. Un comienzo. Un principio.

elcomienzo jano y saturno

 

Ceremonias para la Tierra

La Tierra es el planeta que habitamos y el material que compone el suelo natural. Se siembra, da frutos, es casa y madriguera, la cueva que nos refugia. Representa la percepción. Los colores que la definen son marrones, rojos apagados, ocres, arena.

ceremonia civil

Sigue leyendo