Ceremonias Civiles y los 5 elementos

Las ceremonias civiles o laicas basadas en los 4 elementos (tierra, agua, fuego, aire) y éter, están conceptualizadas desde la apertura y la libertad. Los 5 elementos: Tierra (percepción), Agua (sentimientos), Fuego (intuición), Aire (pensamiento), Éter (espíritu/alma) o los “cinco principios raíces” son la base misma de toda vida. Además son factores materiales que simbolizan los cuatro estados de la materia: La tierra es sólida, el agua líquida, el fuego energía transformadora y el aire gaseoso. Todo lo que existe contiene las propiedades de uno o más elementos y su mezcla y fusión da origen a infinitas combinaciones. Encontramos muchas referencias sobre el uso de los 4 elementos en las ceremonias y tradiciones filosóficas, mitológicas o religiosas de las culturas china, india, tibetana, celta, en la Grecia clásica, la escuela Zen o durante la Edad Media y el Renacimiento.

elementos naturaleza

Los 5 elementos son las leyes fundamentales del Universo y del Sistema Solar, así como, fuerzas vitales que constituyen la energía de la creación:

Tierra (compromiso, fuerza y continuidad) está asociado a la materia y es el más denso de todos, la masa. Se siembra, da frutos, es casa y madriguera, la cueva que nos refugia, lo concreto, humildad, quietud. Los colores que lo definen son los marrones, rojos apagados, ocres, arena.

Agua (pureza, autenticidad y transparencia) está asociado con el origen de toda vida. Nos ofrece apertura, receptividad, creatividad, diluye, se adapta a toda forma, la capacidad de fluir de cambiar de estado sólido, liquido, gaseoso sin perder la esencia. El color que lo define es el esmeralda o azul.

Fuego (vitalidad y pasión) es una energía radiante, excitante, entusiasta, impaciente y transformadora. Aporta luz y calor al mundo. Los colores que lo definen son el amarillo, naranja y rojo brillante. El fuego además es el invento más importante en toda la historia del hombre.

Aire (libertad personal y frescura) expresa flexibilidad, innovación, ligereza, movilidad, ideas, limpieza, renovación y liberación de  opresiones. El color que lo define es el azul claro.

Éter es quintaesencia de las cosas. No tiene una manifestación física determinada, más bien es el espacio vacío que permite la manifestación de los cuatro anteriores. Escenario donde fuego, aire, agua y tierra llevan a cabo su representación. Vacuidad y silencio. Lo espiritual en el hombre.

Incluir ritos relacionados con los 4 elementos en una ceremonia laica o civil, como las de Simboliza, permite converger la esencia de la vida con las celebraciones importantes en la trayectoria de un ser humano. Por citar un ejemplo, una boda (unión de almas), bautizo (bienvenida al mundo) o un funeral (despedida del cuerpo) laicos en los que se hace alguna referencia a los 4 elementos, aúnan el simbolismo y consiguen perdurar en la memoria de los invitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *