Jubilarse sienta bien

Jubilarse, sí… pero no de la vida. Jubilarse sienta bien, y es lo que celebra Simboliza con la ceremonia ‘Jubileo’ (www.simboliza.org)

La década de los 60 es, en una persona, un buen momento para empezar otra vez. Las condiciones físicas pueden ser óptimas… y las posibilidades económicas holgadas. Viajes a medida, ejercicio físico adecuado y opciones de ocio y formación en las que la sociedad incide y se explaya.

jubilado activo y feliz

Dejar un trabajo, sobre todo para alguien que se identificó mucho con él, puede acarrear en un inicio una sensación de vacío, de estrés… en definitiva, de miedo. Miedo a un futuro distinto más allá de lo que se lleva haciendo durante años (un horario, unas pautas de vida, unas prioridades, unos compañeros de trabajo y amigos…). La gestión del tiempo es, por tanto, importante.

Los consejos de los psicólogos y especialistas en este momento de la vida hablan de incidir mucho en lo siguiente:

**Evitar detenerse en los ‘achaques’ de salud para no convertirlos en una obsesión y sí, en cambio, buscar formas de hacer ejercicio acorde con la edad. No abrumarse con la idea de envejecer y sí darle forma valor al día a día (estar muy muy en el presente)

jubilados activos y felices

**Evitar, igualmente, la soledad. Participar en reuniones y apuntarse a grupos para entablar contacto con personas que están viviendo el mismo momento.

**Realizar actividades fuera de casa. No encerrarse y sí salir a excursiones, visitas culturales, espectáculos (cine o teatro…). Son muchas las asociaciones y grupos que los fomentan.

**¿Qué se te da bien hacer? Ahora puede ser el momento de desarrollar esa actividad relegada durante tanto tiempo. También, sin duda, aparecen oportunidades de viajar… y a buenos precios.

La jubilación puede ser, sí, una extraordinaria oportunidad.

jubilados activos y felices1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *