La terapia del compartir

Compartir es una de las claves de una ceremonia perfecta, ceremonias que encuentran su celebración en Simboliza, una para cada uno de los grandes momentos de la vida.

 

“Me miró como si le hubiese preguntado de qué color es el caballo blanco de San Martín. Una mezcla de sorpresa, desconfianza y resignación. Repetí la pregunta para que no quedara ninguna duda acerca del enunciado y no me moví de mi asiento. Como no di muestras de hacer ningún otro comentario se puso seria y, haciendo un esfuerzo visible de concentración dijo:

— Compartir es… compartir” (Julio César Vergara, psicólogo)

compartir1

Cuando se celebra una boda, el nacimiento de un hijo, una jubilación, un nuevo trabajo… se busca compartir con aquellos que queremos algo que nos está haciendo felices. ¿Cómo formar parte de ese ‘compartir’? Según Vergara, de este modo: “Compartir no es acompañar el deseo ajeno con cara de resignación o malhumor. Compartir no tiene nada que ver con la especulación ‘hoy por ti, mañana por mí’. En el acto de compartir es necesario que confluyan el respeto, la consideración, el placer de dar, la satisfacción del acto de compartir en sí mismo”.

compartir2

Compartir, por tanto, no es aguantar, no es someterse a algo que no nos va. Compartir es extender desde el reconocimiento al otro. Y una última e interesante idea: “Compartir no se trata sólo de acompañar la acción, sino que es preciso agregar una cuota de aceptación. ¿Por qué? Porque si no es así no se trata de compartir. Se trataría sólo de una actuación poco convincente, nada profunda y mentirosa de nuestra parte. Cuando compartimos, todas las partes deben estar satisfechas. Cuando hablemos de compartir, no podemos olvidarnos del componente solidario y amoroso”.

#compartir #felicidad #serfeliz #amor #ceremoniasciviles #familia #celebraciones #empatía #elotro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *