La tolerancia: clave de la convivencia en paz y el reconocimiento a la diferencia que nos une

16 de noviembre. Día Internacional para la Tolerancia.

La ceremonia ‘Aceptación’ de Simboliza (www.simboliza.org) es una muestra perfecta de la tolerancia social, personal. Pensada especialmente para reconocer ante familiares y amigos la homosexualidad, el lesbianismo y la transexualidad. La intención de este acto festivo tan importante en la vida de una persona es, precisamente, vivir de forma plena, feliz y abierta la sexualidad, el amor, la pareja y hacer de ello una celebración. Sentirse cómodo, realizado y en paz con la propia identidad sexual y convertir esto en un motivo de orgullo.

aceptacion

El 16 de noviembre de 1995 los países miembros de la UNESCO adoptaron una Declaración de Principios sobre la Tolerancia; en este documento, se aboga por la dignificación del ser humano desde la diversidad. Como señala y recoge Naciones Unidas, “la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, es el respeto y el saber apreciar la riqueza y variedad de las culturas del mundo y las distintas formas de expresión de los seres humanos. La tolerancia reconoce los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los otros. La gente es naturalmente diversa; sólo la tolerancia puede asegurar la supervivencia de comunidades mixtas en cada región del mundo”.

tolerancia 1

La tolerancia, más allá de un deber moral, es un requerimiento político. Marginar, violentar al otro o discriminarle son formas habituales de intolerancia. Esta fecha es, también, un llamamiento para observarnos y comprobar hasta qué punto somos compasivos, amistosos, acogedores e integradores de y con las diferencias del otro en todo contexto y momento de nuestra vida.

La tolerancia se fomenta desde la educación, a través del potenciar una mirada y una actitud abierta ante el resto de seres humanos y ante el mundo. Cooperar, unir, afianzar desde el corazón los vínculos con quien tienes al lado que, realmente, eres tú mismo.

tolerancia 2

Citando nuevamente a Naciones Unidas en su declaración relativa a esta fecha, encontramos como señala que “la intolerancia nace a menudo de la ignorancia y del miedo: miedo a lo desconocido, al otro, a culturas, naciones o religiones distintas. La intolerancia también surge de un sentido exagerado del valor de lo propio y de un orgullo personal, religioso o nacional, exacerbado”. Tolerar es ser, es crecer, es sentirnos uno con el resto, sentir lo que realmente somos: iguales.

Es interesante recalcar las preguntas que Naciones Unidas nos hace en una fecha como la de hoy: “¿Soy una persona tolerante? ¿Juzgo a los otros con estereotipos? ¿Rechazo a los que me parecen diferentes?” Cuando no se juzga, se acepta, y aceptar es esencial para que la vida evolucione del conflicto a la paz, la plenitud y el amor, empezando por el amor y la tolerancia hacia uno mismo.

#DíaInternacionalParaLaTolerancia

tolerancia 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *