¿Y si volvemos a casarnos?

Cuando una pareja decide renovar sus votos matrimoniales después de llevar casada 25 o, incluso, 50 años, la fiesta es una fiesta de compromiso, agradecimiento y nueva etapa donde se reconoce el valor de la persona que ha sido el compañero o compañera de camino en todo ese periodo. Es la ceremonia ‘Renovación de Votos’ de Simboliza.

bodas de plata

En las celebraciones de estas características (además del acompañamiento de familiares, personas cercanas y amigos, que se encargan de los obsequios y de organizar el banquete de  la fiesta), algunos términos son esenciales en los discursos, rituales y lecturas. Uno de ellos es “REGALO”: regalo de tener a la otra persona por cónyuge y mano tendida, apoyo y sostén durante tantos años. Sin duda, “AGRADECIMIENTO” a la pareja por todo lo aportado; y eso incluye también los malos momentos que, en esta ceremonia, se entienden como una prueba de crecimiento que fue superada.

bodas de plata1

“COMPROMISO” es el tercer término: compromiso con el que se inició el matrimonio… y compromiso con el que éste continúa 25 o 50 años después. El compromiso se asienta en el “RESPETO”, que en una renovación de votos se consolida, reafirma y renueva, en la “LEALTAD” y, sin duda, en el “AMOR” con su matiz: la incondicionalidad.

Una pareja que llega a este punto sabe de sobra el significado de dar sin pedir nada a cambio.

#pareja #relacionesdepareja #hombreymujer #matrimonios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *