Regalos: la simbología del dar y el recibir

Regalos y diciembre: la mezcla que se repite cada año sin variación. El regalo lleva consigo una interacción profundamente humana, la simbología del dar y recibir y, desde luego, el valor antropológico y social de generar y mantener relaciones. En un regalo, señalan los expertos en sociología y psicología, no importa tanto qué se da sino desde dónde se da.

regalo de navidad

En Simboliza (www.simboliza.org) cada ceremonia es un regalo que se da y ofrece a los invitados y participantes desde el respeto y el compartir una unión de amistad, complicidad, cercanía, agradecimiento y amor incondicional.

El carácter que le damos a un objeto puede cambiar la naturaleza del mismo. El objeto, subrayan los análisis al respeto, no es más que un mediador en las relaciones y es ahí donde cobra su auténtico sentido. Cuando regalamos estamos expresando algo y, a la vez, persiguiendo un mantenimiento y/o un incremento en el trato con una persona.

regalo de navidad1

El regalo conlleva, por tanto, un potente componente emocional que se pierde (se desvirtúa, señalan estudios) si sólo se utiliza como mercancía que se intercambia desde uno u otro lado. La sociología recalca que las sociedades en las que ese regalar objetos invita a la reciprocidad y la unión viven en un clima de mayor bienestar entre sus individuos que en aquellas donde el obsequio sólo se entiende desde el mercantilismo (consumismo, que puede derivar en consumismo compulsivo y patológico, como estudia la psicología). Ahí, en este segundo caso, la vida se relaciona con muerte y estancamiento.

Cuando se regala, ese presente que se entrega lleva el sentido que se le imprime desde la intención y las expectativas que lo recubren. Éstas son el verdadero ‘papel de celofán’ de cada regalo.

regalo de navidad2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *